Filtro de búsqueda
Atrás

Contract to build Transmontana motorway awarded by the consortium AUTOESTRADAS XXI

30/12/2008

El Consorcio AUTOESTRADAS XXI adjudica la construcción de la Autopista Transmontana

El Cliente será el Consorcio AUTOESTRADAS XXI, formado conjuntamente por Globalvía Infraestructuras y por la empresa portuguesa Soares da Costa, Concessões, SGPS, S.A, que fue designado por EP - Estradas de Portugal, S.A. como adjudicatario de la Concesión de la Autopista Transmontana IP4, dentro del eje europeo que comunica Oporto con el noroeste de Portugal, con una inversión aproximada de 706,5 MM€. El proyecto supondrá una mejora en las conexiones del nordeste de Portugal con España.

Incluye la construcción, durante un período de 32 meses, y la explotación, durante 30 años, de la autopista que une Vila Real con Braganza, con un total de 194 km. La concesión incluye 32 km de nueva construcción, 106 km de desdoblamiento y 56 km de carreteras ya existentes.

La velocidad proyectada para la nueva carretera será de 120 km/h, a pesar de que debido a la complicada orografía de esta región portuguesa, existan algunos tramos en los que habrá que adoptar valores inferiores. Las conexiones de la actual IP4 se redimensionarán de modo que puedan adecuarse a la nueva infraestructura. En total se tendrán que dimensionar 24 conexiones.

De los 20 nuevos viaductos que se van a construir, habría que destacar:

  • El Viaducto de Corgo, con una longitud de 2.780 m y una altura máxima de 230 m, que se desarrollará al sur de Vila Real, evitando 3 carreteras nacionales y municipales, la línea férrea del río Corgo, así como una serie de edificaciones existentes.
  • El Puente sobre el Río Tinhela, con una longitud de 780 m y una altura máxima de 220 m.
  • El tramo de la carretera IP4 que se va a adaptar implica atravesar la Sierra de Marão, zona en la que el trazado se desarrolla con unas fuertes pendientes y que presenta una difícil implantación, con el fin de reducir la actual siniestralidad existente.

Esta nueva autopista, que discurrirá paralela al corredor actual de la IP4, formara parte integrante del programa de las nuevas concesiones, formado por 7 paquetes de autopistas, que suman un total de 1.500 km de carretera y 3.000 millones de euros en nuevas inversiones, realizadas por el Gobierno portugués en 2008. La Autopista Transmontana ha sido la primera en adjudicarse.

En las circunvalaciones a Vila Real y Braganza se implantará un peaje al usuario de tipo free-flow, con un recorrido total de 14 km. El concesionario se encargará de gestionar el cobro, aunque entregará lo recibido al concedente. Globalvía recuperará la inversión mediante un sistema mixto de cobro de “peaje en la sombra” y peaje por disponibilidad a los usuarios.