Filtro de búsqueda
Atrás

Barragens de Ribeiradio e Ermida

17/03/2016

Presas de Ribeiradio y de Ermida

  • La obra tuvo un valor final superior a los 100 millones de euros.
  • Las presas se encuentran en pleno funcionamiento.
Presas de Ribeiradio y de Ermida

La sociedad Ramalho Rosa Cobetar, en consorcio con su empresa matriz FCC Construcción y con otra empresa portuguesa, finalizó la construcción, para EDP, de las instalaciones para el Aprovechamiento Hidroeléctrico de Ribeiradio-Ermida. Esta iniciativa, presupuestada en más de 100 millones de euros se ubica en el río Vouga, entre los concejos de Oliveira de Frades y Sever do Vouga, en los distritos de Viseu y de Aveiro, respectivamente.

Está formado por dos zonas de aprovechamiento: la zona de Ribeiradio, situada aguas arriba y la zona de Ermida, ubicada aguas abajo.

La zona de aprovechamiento de Ribeiradio incluye la presa, construida con hormigón y con perfil de gravedad, con una altura máxima de 74 m y un desarrollo de 262 m en la coronación, con una anchura de 9 m situado en la cota 112,0. El eje de coronación de la presa presenta una planta en forma de arco, con una circunferencia que tiene un radio de 240 metros. En la parte central de la coronación se ubica el aliviadero, con una lámina adherente y con tres vanos controlados mediante compuertas. El agua que se desagua se restituye al río mediante un roller-bucket (cuenco de solera). A lo largo de la margen izquierda del aliviadero se desarrolla una conducción para el desagüe de fondo. Justo después, aguas abajo de la presa, se ubica la central, en un pozo circular con un diámetro interior de 22,50 m y una altura de 26,90 m, equipada con un único grupo, no reversible, con una capacidad de 72 MW. El pozo está cubierto por un edificio destinado a la descarga, el montaje y el traslado de los equipos y también, a acoger las instalaciones auxiliares de la central. La alimentación de la central se realiza mediante una galería de acometida con un diámetro de 5,50 m, que se alimenta gracias a una torre de toma independiente, ubicada aguas arriba de la presa y que se conecta con la coronación a través de un paso de hormigón. La reposición se lleva a cabo inmediatamente aguas abajo de la cuenca de disipación que existe al pie de la presa. El desagüe de fondo de la presa de Ribeiradio se desarrolla de forma paralela al borde izquierdo del aliviadero, estando formado fundamentalmente por una conducción blindada con sección circular y con un diámetro de 2,5 m, que atraviesa el cuerpo de la presa a lo largo de una extensión total de 50,30 m. El embalse de Ribeiradio tiene una capacidad total de casi 135 hm³.

La zona de aprovechamiento de Ermida, ubicada a casi 4 km aguas abajo del embalse de Ribeiradio, incluye una presa de hormigón, con perfil un de gravedad y un eje rectilíneo, con una altura máxima de 35 m y un desarrollo de casi 175 m en su cota de coronación, con una anchura de 4 m, ubicado en la cota 55, en cuya parte central se encuentra instalado el aliviadero, con lámina adherente, con una anchura total de 55 m y sin compuertas. El agua desembalsada se recibe en un cuenco amortiguador con resalto hidráulico y aguas abajo del mismo se devuelve de nuevo al río. A lo largo de la orilla derecha del aliviadero discurre una conducción de desagüe de fondo, que permite regular el caudal y que podrá utilizarse como dispositivo de liberación de caudales ecológicos.

Junto al punto de encuentro situado en la margen derecha de la presa se ha instalado una central ubicada a pie de presa. Se trata fundamentalmente de una caja paralelepípeda fabricada con hormigón armado y equipada con dos grupos iguales, con una capacidad unitaria de 3,3 MW. El embalse que genera esta presa, con casi 3 hm³ de capacidad total, permitirá modular los caudales turbinados en la central de Ribeiradio, minimizando las variaciones de caudal que se dejan sentir aguas abajo.

En la contrata se incluyeron además la construcción de los accesos a las presas, con una longitud total de 2.500 metros, así como el restablecimiento en una cota superior de dos tramos de carretera que quedaron sumergidos, uno en la carretera EM569, con 2.350 metros de longitud y otro en la carretera EN333-3, con 1.000 metros. En cada una de estas reposiciones se construyó un puente.

Imágenes